La Llave del Reino

  • La Llave del Reino

“Cada Palabra que he hablado es un portal para entrar a mi Reino. Si meditas en lo que he dicho, puedes entrar y encontrarme.”

Fue lo que Dios me hablo, durante una experiencia profética.

Cada libro de las Series Bendición puede activar la eternidad escrita en tu corazón. Revelando tesoros de sabiduría y guiándote a momentos íntimos con Dios.

Pero lamentablemente… los que leen rápido se perderán todo! Debemos entender la diferencia entre leer la Biblia y meditar la Biblia.

Déjame explicar…

La Llave Que Abre el Reino

Hace mucho tiempo, el Señor le reveló a Josué cómo prosperar y tener éxito en todo lo que emprendiera:

“Procura que nunca se aparte de tus labios este libro de la ley. Medita en él de día y de noche, para que actúes de acuerdo con todo lo que está escrito en él. Así harás que prospere tu camino, y todo te saldrá bien.”—Josué 1:8

No es siempre el caso (pero en este versículo), la Nueva Version Internacional es la mas fiel al lenguaje Hebreo.

Si quieres prosperar y tener éxito debes meditar (hablar, recitar) la palabra de Dios—de día y de noche.

Cientos de años después, el rey David practicaba el concepto:

“Meditaré en la gloria y la majestad de tu esplendor, y en tus maravillosos milagros.” —Sal. 145:5 NTV

Pero el secreto esta en la meditación diaria (no sólo el estudio). Hay una diferencia entre meditation y estudio.

Estudiar la Palabra incluye lectura de comentarios, concordancia, referencia cultural , historia, etc.

Meditar la Palabra es leer un pasaje en voz alta. A eso se refiere “recita siempre el libro” o “procura que nunca se aparte de tus labios” Josué 1:8.

Meditar la Palabra es recitar un versículo varias veces, rotando el pasaje en tu mente. Imaginando y sintiendo lo que estás proclamando y oyendo.

Meditar la Palabra es dialogar con el Espíritu Santo (pregúntale lo que quieras acerca del versículo) y después espera en la presencia de Dios (en silencio) por 10-15 minutos y oye Su voz…

“¿Qué hago si mi mente se distrae y empieza a divagar?” Vuelve a recitar el pasaje bíblico—una y otra, y otra vez—escucha a Dios un rato más.

Pruébalo!

Hazlo por un par de semanas y te lo prometo: tu química emocional será transformada y tu fe aumentará.

Cada libro de la Series de Bendición fue diseñado para ayudarte a meditar en la Palabra de Dios. Proporcionando rápido acceso a pasajes claves de la Biblia.

Los libros son cortos y estratégicos.

Cada volumen cubre los 10 ideas principales de cada bendición. Bendiciones que Dios ha prometido en Su Palabra para Su pueblo.

Cada capítulo cubre una idea principal. Presentando cinco traducciones diferentes de la Escritura. Para enriquecer, expandir, acelerar e intensificar tus tiempos de meditación bíblica.

Dos Poderosas Leyes Del Reino

Te guste o no, has estado viviendo una vida activada por tus palabras. Si no estás contento con “cómo van las cosas” puedes gradualmente cambiar tus circunstancias—hoy mismo!

Todo lo que tienes que hacer es cambiar cómo piensas y hablas. Como dijo el Señor: “Que se haga con ustedes conforme a su fe.” -Mt. 9:29

Eso significa: tú decides mucho de lo que sucede en tu vida. Tus pensamientos ponen palabras en tu boca. Y esas palabras habladas con convicción son creativas.

“Por lo tanto, permitir que la naturaleza pecaminosa les controle la mente lleva a la muerte. Pero permitir que el Espíritu les controle la mente lleva a la vida y a la paz.” —Rom. 8:6 NTV

¿Quieres Muerte o Vida? El apóstol Pablo acaba de mostrarte la fórmula para ambos.

A cada momento, tu permites que tu mente vaya para un lado o para el otro—hacia la vida o la muerte. Y como ya explicamos, tu mente es lo que tu piensas, la materia prima de tu confesión.

Si quieres vida y paz necesitas una mentalidad espiritual. Y este libro puede ayudarte a tener esa mente, llenando tus pensamientos y tu boca con la Palabra de Dios.

Su Palabra Está Por Encima de Todo

“porque tu palabra está por encima de todo.”—Salmo 138:2

Dios ha engrandecido Su Palabra sobre todas las cosas. Él ha exaltado Su Palabra como la máxima autoridad sobre todo la creación (visible o invisible)

Yo elijo hacer lo mismo. Entendiendo la diferencia entre antibíblico y extra-bíblico.

Antibíblico es una “nueva revelación” que niega la verdad ya revelada en las Escrituras. Extra-bíblico es aquello que va más allá de lo que está escrito, pero NO contradice la Biblia.

Por ejemplo, el Señor puede llevar a alguien al cielo donde hay millones de colores. Aquí en la tierra sólo tenemos 7 colores primarios. Esos millones de colores celestiales serían “extra”, no antibíblicos.

SI todas las realidades del cielo estuvieran escritas en mi Biblia necesitaría 101 camiones de remolque para cargarla.  (Por supuesto, ahora tenemos Kindles y iPads, pero te da la idea).

Juan lo puso así:

“Jesús también hizo muchas otras cosas, las cuales, si se escribieran una por una, pienso que ni aun en el mundo cabrían los libros que se habrían de escribir. Amén.”—Juan 21:25

El Señor escribió un libro con todo lo esencial para conocerle. Pero por supuesto que hay más! Las cosas secretas pertenecen al Señor nuestro Dios, pero las reveladas son para nosotros.”—Deut. 29:29

Habiendo explicado eso:

Engrandeceré Su Palabra sobre toda opinión de hombre y todo argumento religioso que no es bíblico. Sobre toda suposición, intuición, percepción e imaginación (sea mía o de cualquier otra persona).

Engrandeceré Su Palabra sobre todo sueño, profecía y visión. Toda revelación que niegue o contradiga la Escritura (sea mía o de cualquier otra persona).

Engrandeceré Su Palabra sobre toda pseudo-ciencia, cosmología y tecno-brujeria. Toda “nueva evidencia científica” que niegue o contradiga la Escritura.

Y citare enfáticamente: “Dios es siempre veraz aunque todo hombre sea mentiroso.” —Rom. 3:4

¿Por qué estoy sacando el tema?

Relatos Falsos y EL Relato de Dios

Porque hay muchos relatos o “guiones falsos.” Y lo más que nos acercamos al final de la era, lo más que “nuevos relatos” (engañosos y asombrosos) asaltarán el mundo.

¿Y adivina qué?

Si ignoras lo que Dios ha dicho (sobre Él, sobre tí y todo lo demás), terminarás creyendo en una MENTIRA fabricada por demonios.

Y cuando no conoces la Verdad, ni siquiera sabrás que te están mintiendo…

Pregúntate a ti mismo,

¿En qué versión de la realidad estoy creyendo? ¿Sobre el relato de quién he construido mi vida?

“No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.”… El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.”—Mt. 4:4; Mt. 24:35

Hay tanta PALABRA que ha salido de la boca de Dios. Tanta gloria a tu alcance.

El Aliento de Dios

Ninguna enseñanza religiosa, ética o moral puede darte vida. Sólo el aliento de Dios, solo Su Espíritu puede revivir tu alma.

“El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha. Las palabras que yo les he hablado son espíritu y son vida.”—Jn. 6:63

Las palabras de Jesús son ESPÍRITU Y VIDA. Y de acuerdo a Pablo, toda la Escritura es “exhalada o respirada” por Dios. No sólo “inspirada” como dicen la mayoría de las traducciones.

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”—2 Tim. 3:16-17

NOTA: Cristianos que descartan el Antiguo Testamento están funcionando al 50%! Cuando Pablo escribió a Timoteo el Nuevo Testamento no existía. Al decir “Escritura” Pablo hablaba de (lo que nosotros llamamos) Antiguo Testamento. El 50% de la Biblia que muchos creyentes ignoran).

De hecho, el Antiguo Testamento era la única “Biblia” que tenían los primeros seguidores de Jesús.

Volviendo a Timoteo: “Toda la Escritura es inspirada (exhalada o respirada) por Dios…” —2 Tim. 3:16

La palabra griega para “inspirada” literalmente dice: θεόπνευστος (theopneustos) que significa “respirado divinamente”.

La Palabra es el ALIENTO de Dios.

No, no me refiero a las letras y páginas de tu Biblia, me refiero a la Llama Sagrada, el Espíritu del Señor que respira a travez de las Sagradas Escrituras.

El Espíritu Santo es la esencia de la Biblia.

El respira y convierte el Logos (la Palabra escrita) en Rhema (la Palabra de Dios hablada y revelada).

¿Tiene la Biblia historias interesantes? ¡Sí! ¿Es la Biblia un libro de moralidad y ética? ¡Sí! ¿Es la Biblia un manual divino practicar la religión y establecer una sana doctrina?

Sí, por supuesto.

Pero es mucho más que eso

Tu Biblia es la colección sagrada de las palabras habladas por Dios, el respiro y aliento del Señor Altísimo.

La Palabra es viva y poderosa. Más afilada que una espada de dos filos (perforando cada capa de engaño) y alcanzando el centro de nuestro ser (Heb. 4:12).

No, no estoy hablando de un libro sagrado o una reliquia mística… estoy hablando de ÉL.

“En el principio ya existía la Palabra. La Palabra estaba con Dios, y Dios mismo era la Palabra… Y la Palabra se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria (la gloria que corresponde al unigénito del Padre), llena de gracia y de verdad.”—Juan 1:1-14

La Palabra habló. La Palabra se hizo. La Palabra habito. Y hoy podemos contemplar Su gloria.

“Su ropa estaba empapada en sangre y su nombre era: La Palabra de Dios.”—Ap. 19:13 PDT

Sagradas Escrituras vs. Versiones Parafraseadas

Las Sagradas Escrituras fueron escritas originalmente en Hebreo y Griego. Y cada traducción al Español promete ser “la más fiel.”

Pero algunas versiones se toman libertades de parafraseo excesivo. Alejándose del significado de los manuscritos originales.

Tomando en cuenta el Hebreo (Tanakh) y el Griego (Textus Receptus). Junto a las mejores traducciones de la Biblia en Ingles. Creo saber que traducción en Español se acerca más al original.

La  Reina Valera Contemporánea (RVC) ofrece el mejor equilibrio entre claridad y precisión. Reflejando el texto original fielmente. Y honrando la manera de escribir de los autores originales.

Por eso comienzo cada capítulo con la RVC. Y luego complemento con otras traducciones que usan parafraseo (como la PDT, NTV, NVI y TLA).

Presentando fidelidad primero y luego amplificación. Para enriquecer tus tiempos de meditación Bíblica.

Bendiciones,

Pablo Pérez

By | 2018-01-24T23:02:05+00:00 January 24th, 2018|Uncategorized|0 Comments

Leave A Comment