La Llave del Reino

“Cada Palabra que he hablado es un portal para entrar a mi Reino. Si meditas en lo que he dicho, puedes entrar y encontrarme.” Fue lo que Dios me hablo, durante una experiencia profética. Cada libro de las Series Bendición puede activar la eternidad escrita en tu corazón. Revelando tesoros de sabiduría y guiándote a momentos íntimos con Dios. Pero lamentablemente... los que leen rápido se perderán todo! Debemos entender la diferencia entre leer la Biblia y meditar la Biblia. Déjame explicar... La Llave Que Abre el Reino Hace mucho tiempo, el Señor le reveló a Josué cómo prosperar y tener éxito en todo lo que emprendiera: “Procura que nunca se aparte de tus labios este libro de la ley. Medita en él de día y de noche, para que actúes de acuerdo con todo lo que está escrito en él. Así harás que prospere tu camino, y todo te saldrá bien.”—Josué 1:8 No es siempre el caso (pero en este versículo), la Nueva Version Internacional es la mas fiel al lenguaje Hebreo. Si quieres prosperar y tener éxito debes meditar (hablar, recitar) la palabra de Dios—de día y de noche. Cientos de años después, el rey David practicaba el concepto: "Meditaré en la gloria y la majestad de tu esplendor, y en tus maravillosos milagros." —Sal. 145:5 NTV Pero el secreto esta en la meditación diaria (no sólo el estudio). Hay una diferencia entre meditation y estudio. Estudiar la Palabra incluye lectura de comentarios, concordancia, referencia cultural , historia, etc. Meditar la Palabra es leer un pasaje en voz alta. A eso se refiere “recita siempre el libro” o “procura que nunca se aparte de tus labios" Josué 1:8. Meditar la Palabra es recitar un versículo varias veces, rotando el pasaje en tu mente. Imaginando y sintiendo lo que [...]

By | 2018-01-24T23:02:05+00:00 January 24th, 2018|Uncategorized|0 Comments